11 ene. 2007

Más gritos que fútbol


Allá donde el Barça va a jugar se vive como una fiesta durante los 90 minutos del partido. Sin embargo, el espectáculo no se ha vivido en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey entre Alavés y Barcelona. El estadio de Mendizorroza ni tan siquiera ha llenado media entrada para recibir al vigente campeón de Liga y Champions. La separación entre club y afición es total y muy evidente. El constante pulso que mantienen Piterman y aficionados ha llegado a los terrenos de juego, incluso, durante el que debería ser el gran partido de la temporada para el Alavés: enfrentarse a los blaugrana.

La victoria del Barça por 0-2 no será recordada por los dos goles de Saviola, más bien medios de comunicación y aficionados intentaran olvidar el bochornoso espectáculo que se ha visto dentro y fuera del terreno de juego. Ya desde el inicio del encuentro la mayor parte de los hinchas del equipo local han vitoreado y chillado la salida del máximo dirigente del club, Dimitri Piterman, en vasco. Y así hasta que en la segunda mitad el “conejo” ha marcado el primer gol del partido. A partir de ese momento, una parte de los hinchas locales han intentado llegar hasta el palco para increpar al ruso con insultos y quien sabe que más. La policía vasca ha suavizado las amenazas de la hinchada lanzando bombas de gas lacrimógenas para ahuyentar a los aficionados exaltados. Tal era la situación que se vivía dentro del estadio que incluso el árbitro del partido, Teixeira Vitienes, no ha querido sumar ningún minuto de tiempo añadido.

Pero dejando a un lado los asuntos "políticos" del partido, dentro del terreno de juego se ha visto poco fútbol, muy poco. El escenario gris y frío ha beneficiado a los intereses del Barça. El Alavés no ha creado casi ocasiones, y las dos peligrosas que ha tenido ha mandado el balón a las gradas. El Barcelona por su parte ha ido tocando y tocando. La primera mitad ha terminado sin goles y con muy poco juego. No se ha visto el primer gol del partido hasta el minuto 57. Saviola ha marcado dentro del área a pase del francés Giuly. A partir de ese momento, el club vasco ha desaparecido y el conjunto blaugrana ha llegado a tener hasta el 60% de la posesión del balón. Después, el “pibito” ha vuelto a mojar convirtiéndose en el máximo realizador del Barça con cuatro goles en la competición del KO, seis tantos ha marcado Saviola entre todas las competiciones.

Parece ser que los octavos de final ya se han decantado por el pase del club blaugrana al conseguir el 0-2 en Mendizorroza. Para el Alavés, sin embargo, no es tan solo la primera derrota en su campo en esta temporada, es mucho más. Es la demostración definitiva del querer de una afición, del querer echar al mandamás que destruye más que construye. Ojalá, la solución que pide el estadio llegue pronto y volvamos a ver a un Alavés unido, un equipo que vimos perder en la final de la UEFA frente al Liverpool (5-4) pero que consiguió la admiración de toda Europa.

Pd: Foto de Efe.

4 comentarios:

Antonio dijo...

La pregunta, para mí, es evidente: ¿cómo le dejaron a este tío hacerse con el 51% de las acciones del club, sabiendo la que había liado en Santander? Inexplicable.

PEP dijo...

@Antonio
El dinero rápido y fácil esmuy goloso, y creo que Piterman tiene mucho. El Racing consiguió quitárselo rápido, cosa que no pasó en Palamos. Un club catalán que tuvo aspiraciones de subir a segunda división, pero que la llegada del ucranio empobreció la salud de la entidad.
Nose qué pasará, pero la situación que se vive en Álava es insostenible.
Saludos cordiales.

Eduardo Garcia Lopez dijo...

El barça hizo lo que debia, ganar sin pisar el acelerados.
Ya tengo ganas de volver a ver a Ronnie y Deco, este equipo cambia mucho con ellos 2.

pep dijo...

@eduardo garcia lopez
Ojalá pronto llegue el momento de ver a Deco jugar. El Barça le necesita y mucho. Saludos cordiales.