16 jun. 2006

Leo reaparece y muerde el balón


Los últimos 15 minutos del Argentina-Serbia y Montenegro fueron un auténtico alucine para el aficionado. La entrada de Messi por Maxi Rodríguez (2 goles) revolucionó el juego de los albicelestes y acabó ampliando el resultado de tres goles a favor, a seis. 6-0 fue el marcador final.

La defensa de Serbia no pudo parar al revolucionario Messi. Salió y dio un punto más de velocidad y verticalidad a los pases de Riquelme. Aprovechando su condición se internó al área por la banda izquierda en un saque de falta rápido y da el pase de la muerte: gol de Crespo. Pocos minutos después un combinado entre Juan Román y Tévez termina en los pies de Leo, quién no perdona internándose por la banda derecha al portero. "¡Golllllllllllllllllll!", Maradona gritaba desde la grada a base de saltos y con la camiseta campeona del 86, su campeonato.

Messi reaparece después de la grave lesión que le produjeron las fuertes entradas de Asier del horno en Stanford Bridge. Desde octavos de final que la joven perla no disfrutaba jugando al fútbol (unos pocos minutos en un partido amistoso de Argentina le sirvieron de calentamiento, pero desafortunadamente volvió a recaer). Contra el Chelsea se consagró y se derrumbó moralmente, muchos meses le han apartado de los terrenos de juego. No disputó la final de la champions, no participó en los últimos partidos de Liga; pero no importa él todo lo ganó.

El partido de hoy ha sido vibrante con un ritmo rápido puesto por Juan Román. Maxi aprovechando su velocidad y Saviola se movieron de forma inteligente crando espacios para marcar. Dos goles de Maxi y dos asistencias de gol de Saviola. Crespo, mantuvo el tipo peleando los balones. Y golazo del combinado azúl que culminó Cambiasso, jugada de muchos toques al primer toque que es todo un principio de intenciones del buen fútbol. Serbia, por su parte, solo existía en Milosevic, y pocos balones le llegaban (por no decir ninguno). Practicando un juego duro intentaron parar la calidad innata de los jugones argentinos, ¡no hubo manera!

Los primeros 45 minutos fueron buenos, 3-0, pero en la reanudación del juego tras el descanso fueron aún mejor. La entrada de Tévez y la de Messi provocaron los aplausos y gritos de toda la hinchada de la Confederación, todo ello junto al gran juego desplegado por el 10 de Villareal. Maradona hizo su papel de capitán desde la grada y a base de baile y gritos animó sin parar a su selección. Gozo y disfrute para todos aquellos del buen fútbol. Tévez maravilló con su juego, y cosechó una espléndida jugada individual que convirtió el quinto gol de su equipo. Caño, regate, reto al portero y gol escorado al palo derecho a media altura. ¡Golaso! Además, Riquelme impartió una clase magistral de su talento, haciendo delicias los pases que vitoreaban los miles de aficionados que disfrutaron del encuentro.

Para los niños y los mayores un vídeo del Jogo Bonito, sin Brasil y con Tévez. Mirad:




Pd: Próximamente vídeo con los 6 golitos de Agentina

No hay comentarios: