25 mar. 2010

La solución desatascadora

El juego del Barça peca de centrismo en su juego. No vale marcar por marcar. Si se hace debe gustar y en la antesala del gol debe haber uno, dos o tres pases exquisitos. Casi siempre por el centro, entre la defensa rival. Más difícil y perfecto es imposible. Ante el Osasuna el Barça jugó así en el Camp Nou, como de costumbre, y ganó 2 a 0, como de costumbre también. Pero durante 45 minutos el equipo de Pep Guardiola jugó mal, muy mal. Las combinaciones no salían y se formó un embudo considerable por el centro atacante del Barcelona. La circulación de Messi no funcionó, el boya Ibrahimovic no salió a superficie, Henry no se movió e Iniesta volvió a estar una vez más muy desafortunado.

El banquillo se movió en la segunda parte y Pedro salió al rescate, como único jugador especialista en banda. A partir de entonces el campo se ensanchó y el juego de bandas dio salida a varios centros del mismo Pedrito, pero también de los laterales Alves y Maxwell, hasta entonces muy atrasados. El 17 blaugrana fue parte de la solución y explica también parte del problema: se buscan extremos desatacadores. Aún así, los goles del Barça no fueron el resultado de un juego de bandas, que va, todo lo contrario: dos jugadas de circulación por el centro atacante que acaban con Ibra y Bojan empujando el balón. Aún así las jugadas de banda sí propiciaron un mayor empuje blaugrana en su búsqueda, o estilo, por ganar el partido. 4-4-2, 4-2-3-1 o 4-3-3. Da igual el sistema, importan los jugadores y la táctica. Ganar por el centro es armarse de paciencia pero ganar por el centro con jugadores caídos en banda parece ser una solución desatascadora.

2 comentarios:

Alba dijo...

El partido ante el Osasuna no fue nada f´ñacil. Guardiola aprovechó para innovar en el sistema de juego, pero no salió. La verdad es que el equipo de Pamplona siempre pone las cosas difíciles y ayer no fue una exepción. Ahora se tendra que ver que reflexión hace el equipo.
Saludos

Gabriela Miranda dijo...

Costó ganar este partido pero lo hicimos. Osasuna siempre es un rival difícil de ganar y ayer lo demostró otra vez. Me alegro por Ibra (le necesitamos al 120% en este tramo final de temporada) y por Bojan (se reinvindica con goles). Ayer quedó demostrado que NO tenemos "Messidependencia" ;)además Pedrito nos da ese plus "de corazón" que nos hacía falta. PR17 es muy parecido a Giuly, son jugadores muy importantes para un equipo como el Barça.

Saludos.

PD: Hoy a animar al Regal Barça para poner el 2-0 en la eliminatoria. Esperemos que los Navarro, Basile, Ricky, Grimau, etc., nos den otra alegria :)