11 jul. 2006

AGUR, JULEN

Lo que pudo ser y no fue sólo sabe el porqué no pasó el mismísimo que no consiguió lo que todos esperaban, o quizá tampoco él lo sepa…

Entre lloros se despedía hoy Julen Guerrero del fútbol profesional. Veinticuatro años vinculado al Athletic de Bilbao, de los cuales 14 cómo profesional del primer equipo. El capitán y buque insignia de San Mamés ha decidido despedirse de todos (tanto admiradores como detractores) en una rueda de prensa acompañado del presidente, Fernando Lamikiz, y de todos sus compañeros del primer equipo.

Con la cabeza cabizbaja y mojada por las lágrimas no ha podido enlazar una frase digna de su calidad futbolística. Para muchos ha vivido estas últimas temporadas en el olvido del fútbol actual, relevado a un segundo plano del equipo. En la época de los años 90’ despuntó en la liga estatal, y poco después fue el punto de mira de los grandes clubes europeos (entre ellos el Barça, quién Cruyff intentó su fichaje).

Excelentes temporadas realizo en plena juventud, apuntaba a crack y lo fue, pero de repente sufrió una regresión en su juego, aún no se sabe porqué, y paso de ser indiscutible a discutido por todos. La llamada de la selección dejó de sonar y el asiento de la grada parecía cada vez menos raro, hasta que a nadie dejó de extrañarle…

Quizás el no cambio de aires provocó la regresión en Julen, haciendo de él un jugador sin ambición ni hambre de títulos. El Athletic se hizo chico con la ley Bossman y de intentar disputar la liga a Barça y Madrid, ha luchado esta última temporada con Mallorca, Espanyol,…por no descender.

A pesar de su marcha en activo como jugador profesional desempeñará un papel dentro de su club: entrenador del equipo juvenil del Athletic.

Pd: Foto de Athletic-club.net

1 comentario:

Anónimo dijo...

es una pena k marche, fue un gram jugador!