31 may. 2011

No es equipo para discursos, sí para ganar copas



El Barça de Pep Guardiola no pasará a la historia por los discursos de sus jugadores. De hecho no cobran por ello. Solo por jugar y comprometerse con un club, un equipo y una afición. Y de todo esto no hay duda. Dos Copas de Europa, tres Ligas, una Copa del Rey, un Mundialito de Clubes y unas cuantas supercopas -una de Europa y dos de España-. Espectacular historial. El barcelonismo puede criticar, y yo el primero, el poco tacto de la plantilla, o el mismo club, a la hora de satisfacer a un Camp Nou lleno el domingo por la tarde. No hablaron todos los jugadores, quienes sí lo hicieron no trasmitieron ningún mensaje para el recuerdo a excepción de Piqué y fue corta. El baile de la sardana está bien pero el aficionado esperó algo más tras esperar la gran mayoría muchas horas. Pero este Barça será recordado por el mensaje futbolístico que ejerce sobre el césped. La cuarta Champions ha sido la más tranquila, la menos urgente y la que el equipo jugó mejor. Un baño de buen fútbol y ante el otro mejor equipo del continente, el Manchester United. Por todo ello el Barça actual no es equipo para discursos, pero sí para ganar copas. Llevan 10 títulos de 13 posibles en tres años.

2 comentarios:

Sílvia dijo...

Hola
Todos esperábamos algo más de Messi...con el micro en la mano. No pasa nada: habla de maravilla con un balón en los pies.
saludos

BalV dijo...

Parlar??? joder!!! amb lo que parlen al camp la resta sobra!!! Força Barça i ànims!!! i a pensar en la pròxima contra els mandrils!!!